Blogs

jueves, 17 de noviembre de 2011

El Hospital del Tórax II



Tras esa primera visita ya comentada en la anterior entrada sobre el Hospital del Tórax, hubo una segunda visita. también diurna en la cual también fue imposible entrar (a pesar de hacer todo lo posible)  puesto que las obras estaban ya muy avanzadas, en la parte trasera del edificio (donde anteriormente se encontraba el palomar)  habian algunos trabajadores, agujeros en el suelo y montañas de tierra, incluso vehículos y maquinaria. El ala de enfermos de psiquiatria todavia seguia en el edificio, puesto que pude oir algunos gritos bastante desgarradores que provenían del interior de la planta.


                                              El Hospital en la lejanía ....



                                                       Nos vamos acercando ....



 

                                          Así de avanzadas estaban las obras ... 

                               
          Traspasé la valla y nada más entrar al recinto, un trabajador nos echó, a mi y a mi    acompañante.
                     El agujero en la valla, fue cerrado minutos después de que saliésemos....


   

Los intentos fallidos de entrar al hospital comenzaban a ser frustrantes ...

Pero afortunadamente, a la tercera, fue la vencida ... gracias al parapsicólogo Miguel Ángel Segura, conseguí visitar el Hospital del Tórax una noche, hará posiblemente unos 5 años aproximadamente ...

A continuación, algunas fotografías de la esperada visita nocturna al Hospital del Tórax ...

                           Impresionaba estar en este gigantesco edificio completamente a oscuras

    
                 El hospital estaba sumido en una oscuridad absoluta, excepto una pequeña parte de la planta donde estaban los enfermos de psiquiatria, donde se pueden ver algunas ventanas iluminadas.



                                       Y ahora sí, que vamos a ver el interior :

  

  

 

 

 

  

           Desde las ventanas de las plantas más altas, se podían ver las luces de toda la ciudad.



 

 

 




 

  

                                                                 Hueco del ascensor




 Como se puede ver en mayoría de las fotos, dentro ya no quedaba apenas mobiliario de ningún tipo y el hospital estaba bastante destrozado, tanto por la vandalización como por el comienzo de las obras.



 

                                      Restos de los decorados de la película Frágiles





                                                             La sala de calderas



 

 





                                        Esta "cárcel" formaba parte también de un decorado




                                                        La habitación quemada :
 




 

 


En el techo de la habitación quemada, aun estaba el decorado de la película Los Sin Nombre
 

 

 










2 comentarios:

  1. Un lugar increible sin duda, lo malo son los seguratas, me han pillado unas cuantas veces

    ResponderEliminar
  2. Una colección de fotos de la época todavía aún buena (para como estará ahora). Gracias por ofrecerlas.

    ResponderEliminar

Si quieres puedes escribir un comentario y después de pasar por moderación será publicado.

*Recuerda que si en tu comentario das demasiadas pistas o desvelas el nombre real o la ubicación de un lugar, el comentario no será publicado.