Blogs

jueves, 21 de agosto de 2014

La Última Batalla Aérea


Josep Falcó fue uno de los últimos pilotos supervivientes de la guerra civil española, falleció en mayo del 2014 a los 97 años de edad.

Este piloto de guerra protagonizó la que fue la última batalla aérea en Cataluña combatiendo en el bando republicano.
El 6 de febrero de 1939 apareció de repente a las 6 de la mañana un escuadrón de la Legión Cóndor (Legión alemana a las órdenes de Hitler, aliado de Franco en la guerra civil española) equipados con Messerschmitt BF109 (los mejores cazas del momento), solo pudieron esquivar el ataque 4 cazas despegando a tiempo, el último en despegar fue Falcó, pilotando un caza soviético Polikarpov L-15 (apodados moscas) abatió a dos de los cazas alemanes (aunque por algún motivo uno de ellos no fue reconocido) pilotados por los soldados Friedrich  Windemuth y  Hans Nirminger. 
El piloto Hans Nirminger figuró como caído dos meses mas tarde en León, Falcó aseguró que esto fue debido a que a los alemanes les pudo parecer inaceptable que una mosca derribase a dos Messers.

Años después, Falcó quiso regresar al aérodromo y descubrió una lápida en memoria al soldado alemán de 24 años Friedrich Windemuth ; uno de los dos soldados que él mismo abatió. 
Durante años Josep Falcó depositó flores periódicamente a los pies de la lápida como muestra de honor y respeto.

  
  El piloto Josep Falcó




Caza alemán Messerschmitt BF109  apodado "Messer"



Caza soviético Polikarpov L-15  apodado "Mosca"



Josep Falcó junto a la lápida



Estado actual de la lápida, que ha sido vandalizada a golpes y pintada



En la lápida puede leerse : Aquí cayó el 6 de frebrero de 1939, luchando junto a los nacionales españoles Friedrich Windemuth, nacido el 2 de mayo de 1915 en Leipzig.



Cerca de lo que fue el aérodromo (hoy un campo de cultivo) aún permanece el búnker que usaban los republicanos para guardar munición.




Aún pueden verses las marcas de disparos en las paredes









Dibujos que hicieron en las paredes los soldados durante la guerra







4 comentarios:

  1. Muy buen reportaje Sarey!!

    Te ha quedado muy completo y documentado con las fotos antiguas!

    Menuda impresión pasar por esos túneles no?

    Es una lástima que no conserven la historia y respeten la lápida grafiteándola y destrozándola.. aunque después de todo.. conociendo a la gente incluso es una suerte que no la hayan arrancado y que esté como está..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Josey =)

      Al parecer hasta hace bien poquito ese búnker estaba totalmente enterrado y apenas se veía, ahora lo han limpiado y tiene luz eléctrica, tienen intención de cerrar las puertas y abrir solo para recibir visitas con permiso.

      Pues ya ves, yo pienso lo mismo... ¿Por qué no se respeta nada? Es historia...
      ¿Qué importa el bando político de ese soldado? ¿Tan difícil es simplemente mostrar un respeto por una persona muerta? Ni una simple lápida está a salvo del vandalismo.

      Eliminar
  2. Felicidades, historia sencilla pero potente, con efecto boomerang y con gran carga en la conciencia del Sr. Falcó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Jordi sub, me alegra que te haya gustado el reportaje !

      Saludos

      Eliminar

Si quieres puedes escribir un comentario y después de pasar por moderación será publicado.

*Recuerda que si en tu comentario das demasiadas pistas o desvelas el nombre real o la ubicación de un lugar, el comentario no será publicado.