Blogs

miércoles, 18 de abril de 2012

La Galería Comercial y el Restaurante Chino



 En este reportaje nos adentraremos en en este curioso lugar abandonado, no es un lugar muy fotográfico ni llamativo, pero aún conserva muchos detalles de su pasado y es bastante grande, mis compañeros y yo nos acercamos a conocer este restaurante que ya habíamos avistado y al entrar nos dimos cuenta de que este lugar era mucho más grande de lo que aparentaba y además nos llevamos una sorpresa: no era tan solo un restaurante....era toda una galería entera de pequeños comercios abandonada !!


Para empezar veremos el restaurante :


 


 




 Al acceder por la parte trasera del restaurante, vimos estos carácteres chinos arañados en la pintura de la superficie

 


 
En el exterior encontramos esta caja de caracolas entre otras cosas.


Una manguera de incendios en la parte exterior del local


Veamos el interior del restaurante chino 


                                  Como vemos se trataba de un restaurante self service

 

 
Este curioso cartel pide a la clientela que "No coja más de lo que se pueda comer"  



 


Aún quedaban bastantes objetos sobre la barra :



 
 


 

 
En este estuche habían cd's de música ambiental


En el suelo también podíamos encontrar infinidad de cosas como por ejemplo :

Los clásicos tuppers de comida china para llevar


 
Palillos chinos

 
Una botella de licor


Unas cartas en chino

Una mascarilla



 

Vayamos ahora a la cocina : 


 

 En la cocina nos recibía esta cabeza de dragón con la madíbula desencajada

 



 




 
Expendedor de jabón

 
La vajilla por el suelo

 

 
Los congeladores


Ésta cocina era más grande de lo que parecía


La cocina conectaba con éste oscuro pasillo que daba con una estancia trasera que seguramente se usaba de almacén con una puerta y con muchos objetos tirados por el suelo

 
Para llegar al almacén habia que cruzar este oscuro pasillo



 En el almacén podíamos encontrar multitud de cosas, tales como cubertería y vajilla apiladas en cajas y botellas de refrescos, algunas de ellas vacías y otras todavía sin abrir.

 


 

 
 Un caballete y una silla rota

 
Esta sala con caja fuerte era un despacho.


Al salir del restaurante vamos a parar al centro de la galería



 En el patio central habia esta fuente decorativa




 


 





 
A lo largo de este pasillo pudimos acceder a algunas pequeñas tiendas


 

 

 
Anuncio de pescado islandés


En el interior de esta tienda habían bastantes cosas amontonadas
 

 
Una máquina expendedora vacía



 
Un menú,  perteneciente al restaurante

 
Una mini atracción para niños

 

                                            
                           En ésta otra tienda, se vendían productos de alimentación

 

 
En estos estantes estaban expuestos los vinos y licores 

 


 Este otro local era un centro de estética y terapias

 


 

 
 Aunque el local estaba vacío, aún conservaba parte de su decoración, estanterías, puertas de cristal, carteles y la instalación de aire acondicionado.




 

 



 
 Salgamos del centro de estética para ver más tiendas


Algunos locales estaban huecos y prácticamente vacíos

 


En esta tienda se vendían complementos y también minerales y fósiles



 
De la pared colgaban multitud de cinturones de cuero



 

 

 

 
Nunca es agradable encontrarse éstas cosas, pero a veces suele ocurrir


 
Pulseras


 
Bolsas con pendientes y bisutería

 

 

 
Cajas expositoras para anillos 


En este local había un coche con el cristal roto y sin matrícula al que le faltaban piezas
 

  

 


 
 Al parecer esta parte fue un pequeño bar



 En diversos locales habían muchisimos artículos en venta y aún con el precio puesto !
Algunos de los precios estaban en pesetas, otros en euros 



 
Unas flores artificiales


  
Otra caja con más artículos que nunca se vendieron


 
El precio de estas tazas era de 455 pesetas cada una



 


 



En la actualidad los locales de la galería están rehabilitándose y el restaurante chino ha sido transformado en un colosal bazar chino


Fotografía actual (abril de 2013)






Aquí finaliza el reportaje, espero que haya sido de vuestro agrado.




6 comentarios:

  1. Ostis es un sitio enorme, y siendo selfservice me extraña que quebrara, ahora estan al alza....y en serio se dejan unas cosas en estos sitios , cd's, vajillas; que mola, pero parece que los echaran con prisas o eso, o son muy despistados, nose...este lugar igualmente debe ser mas o menos reciente, casi todo esta bien conservado y tal :3
    Me gusta la fuente y el detalle de las caracolas es curioso ^^
    PD> cuanto mas reportajes veo mas me doy cuenta de que tengo alma de saqueadora xD

    ResponderEliminar
  2. Genial reportaje!! ¡Cuántos detalles!! Y lo nunca visto, un negocio chino en quiebra :O
    ¡¡Felicidades, sigue así!! Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas Gracias Alegolu! No es de los lugares más atractivos para fotografiar pero habia muchos detalles, sobretodo objetos
      :) Saludos

      Eliminar
  3. Hola, buen reportaje, unas fotos llenas de detalles, saludos

    ResponderEliminar
  4. Buff, cuando he empezado a leerte no parecía que prometía tanto el sitio pero me ha encantado! Podría ser algún decorado de una película apocalíptica, quizás por todos los objetos que aún conserva... y ese misticismo oriental decadente, casi tipo blade runner...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Blade Runner, que gran película ...
      Lo cierto es que a mí también me sorprendió el lugar, en un principio yo solo esperaba encontrar un restaurante !
      Aunque habia sido un poco saqueado estaba lleno de detalles.

      Eliminar

Si quieres puedes escribir un comentario y después de pasar por moderación será publicado.

*Recuerda que si en tu comentario das demasiadas pistas o desvelas el nombre real o la ubicación de un lugar, el comentario no será publicado.